miércoles, 15 de octubre de 2014

Canciones para una recién nacida. Capítulo 5

19 comentarios:

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

El día en que ella nacía, la vida te obsequiaba el mejor regalo!!! Brindemos por ella, por el nuevo disco, porque hoy es siempre todavía...
Cariños!!!!

Los Andamios dijo...

andamios1995.blogspot.com.ar date una vuelta :) estoy empezando con esto de los blogs, un saludo

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

Hola! Cómo estás? Se te extraña por el blog...
Espero te encuentres bien. Escribi pronto. Cariños y buen jueves!! Besos con cosquillas para la pequeñita!

Mil violetas dijo...

Imprégnate siempre que puedas de su olor en silencio. Huelen como el rocío de la mañana, lleno de luz.

RECOMENZAR dijo...

la vida es maravillosa
no se como sera la muerte
brindo por tu cancion

Clarita dijo...

Se te echa de menos por estos lares!!!Bsazos

Rubén dijo...

Esperando con impaciencia a que vuelvas a escribir o te dejes caer por aquí

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

Con ganas de que vuelvas a escribir por acá, se te extraña y mucho...
Besos!!!!

Elia Soto dijo...

La multiculturalidad en una expresión artística es valiosa, pero que haya habido una convocatoria para hacer a muchas personas partícipes de un encuentro que invita a pensar, eso no tiene precio.

Karin Sotomayor dijo...

Muchas Bendiciones por tu hija.
Solo decir, que sencillamente tu disco toco mi corazón.

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

Hola! Qué maravilloso tu concierto de anoche en el Rex; la puesta en escena bellísima, tus canciones hermosas como siempre, y tu voz de cuenta cuentos que hipnotiza. Que tengas un gran año.
No te dejes de escribir en el blog, se te extraña y mucho...
Ojalá leas los comentarios y vuelva a encontrarte por acá...
Un beso grande!!!

Anónimo dijo...

Por cierto, respecto a lo de que no sabes cuando empezará el apocalipsis, en mi edición trilingüe griego, latín, castellano (Biblioteca de Autores Cristianos) empieza en la página 1287...
Un saludo:

Helena

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

Buen día! increíble el concierto del sábado, estabas radiante, luminoso; nos transmitiste una energía muy linda; eras todo un rocker..jajaja; te vimos felíz y disfrutando desde que entraste al escenario y nosotras felices y disfrutando de la misma manera.
No sé si leerás los comentarios, ojalá que sí y vuelvas a escribir por acá, se extrañan tus palabras...es lindo leerte, no lo dejes de hacer.
Que tengas una linda estadía en Baires, ojalá nos volvamos a ver...
Besos y un fuerte abrazo, buena semana!!!!

Anónimo dijo...

Nos volvemos a ver el tres..emocionante!

Anónimo dijo...

Quizá no ha sido el mejor de los días, pero aun así tu voz me ha vuelto a remover por dentro sentimientos y sensaciones olvidadas.

Y a pesar de todo, gracias por ser tan mágico.

Una antigua compañera de blog..por cierto, por que no lo retomas?

Ángel Soler Gollonet dijo...

Ismael, cómo estás? Te acuerdas de mi? Necesito saber donde puedo escribirte un mail o carta. Gracias! Un abrazo

Anónimo dijo...

Me encanta tu música. Cuando empiezas gira?

Karin Sotomayor dijo...

El silencio es una cruda tortura.
Buen dia.

Nacho Barrera dijo...

Ismael, siempre te admiré, fui a tus conciertos cada vez que pude, y conozco de esos temas que se dicen inéditos como "vente conmigo". Así como también me gusta leer del blog de tu viejo, Rodolfo.
Verás, te escribo desde Córdoba (Argentina), la pequeña Córdoba de la Nueva Andalucía. Y te escribo por una causa social y popular.
Quizás mi condición de hincha, lo cuál siempre pensé que era un despropósito, me llevan a sangre a escribir esto, pero sin dudas tiene más que eso.
En resumidas cuentas, y, si llegás a leer esto, soy hincha y socio del Club Atlético Belgrano, un club ubicado en Barrio Alberdi, un club cuyo máximo hito en el país fue descender a River Playera, pero que en el seno del barrio, siempre fue mucho más. Verás, Belgrano es Alberdi, es el Barrio, y es su gente. Es humilde, es la verdad, es lucha, es pueblo. Acá ser Peruano, Boliviano, y hasta Paraguayo, es casi una desonra, una afrenta a la clase social conservadora, pero si sos de Belgrano te llaman "bolita" como pensando que eso de alguna forma lastima. Perdón, puede parecer que me voy por las ramas, pero esto tiene un punto. Alberdi siempre ha sido un barrio de inmigrantes, laburadores, perseguidores de sueños. Un barrio de estudiantes, de artistas. Alberdi es un mundo en una ciudad, cuna de la reforma universitaria (en calle Aguaducho) y del Cordobaso, cuando por primera vez una provincia se ponía de pie contra un gobierno nacional. De Belgrano son los músicos de cuarteto más populares, los humoristas más conocidos, materia en q la provincia siempre fue reconocida, y es que el humor, siempre fue la herramienta para evadir la desdicha. Pero no te escribo para contarte de Belgrano, de Alberdi, de la gente, así sólo xq sí, sino para pedirte que, desde allá, como argentino por adopción que sos, ayudes desde la palabra por una de las luchas que se viven, como tantas otras, en este lado del mundo. Cómo te dije, artistas, estudiantes, inmigrantes, todos en busca de sueños, viven por este Barrio, y tienen dos grandes afrentas, por un lado, el rótulo "Paren de Demoler Alberdi" en contraposición con el crecimiento frenético de la ciudad, y la causa "Recuperemos La Piojera". La Piojera, un viejo cine-teatro ubicado en calle Colón, también conocido por su nombre entonces "Cineclub Moderno". Desde Belgrano, y las entidades que trabajan día a día, se llegaron a acuerdos en base a constantes reclamos con la municipalidad, por restaurar este espacio cultural. Promesas se hicieron de todos los colores, pero allí sigue, cerrado y con aires de demolición.
Ayer, mi club, volvió a su casa, parece ridículo que en un mundo como el que conocés, donde el Atlético Madrid, habla de ser "colchonero" y levanta un estadio internacional de un día para el otro, que te cuente de esto, pero Belgrano vivió una fiesta, amplió su estadio, con plata aportada por su gente, y el barrio se vistió de fiesta. Ayer cumplimos un sueño enorme, xq a diferencia de otros clubes, siempre todo se hizo a pulmón, sin plata de la dictadura. Y perdón, pero a veces habla el orgullo, ese de negro de barrio,de sangre de de lucha. Poco después de salir del nuevo estadio, de casa, en busca del auto, por calle Colón, me encontré con esto, con la Piojera en ruinas, con carteles de promesas municipales.
No te pido que me creas, te pido, si esto fuera posible, que investigues, que leas, que veas, de lo que te hablo. De Alberdi, de Belgrano, de la Piojera. Quizá nunca leas esto y sea como rayar mi pared, pero quizás sí.
No soy artista, apenas diseñador gráfico, no soy Zapata ni Guevara, sólo un luchador más desde dónde se puede. Cuando las palabras no sirven para describir lo que uno siente, cuando al pasar por esa fachada ayer sentí que dolía, ahí, en esa vacía caja en la que vivimos, cuando la fiesta se convierte en resaca, ahí es cuando el pueblo vuelve a levantarse, cómo sólo el pueblo sabe. Por eso, Ismael, te pido que te interiorises y de alguna forma, aunque sea con palabras, desde aquel lado del agua, estés en esta lucha.

Muchas gracias